Córdoba, Chinú
Miércoles, 10 de Octubre de 2018
Estas personas se encargarían de coordinar actividades extorsivas en los municipios de Sahagún y Chinú.

En el marco de la Estrategia Nacional Contra el Crimen Organizado y la Estrategia Integral contra la Extorsión, unidades policiales  adscritas al GAULA y la Seccional de Inteligencia Policial SIPOL del Departamento de Policía Córdoba, lograron la captura de tres presuntos integrantes de la subestructura ‘Juan de Dios Úsuga’ del ‘clan del golfo’ que delinquían en la sabana del Departamento de Córdoba que comprende los zona urbana y rural de los municipios de Sahagún, Chinú y Corregimiento La Ye, también se realizó la notificación judicial de una persona más en centro carcelario.

Las acciones Policiales fueron desarrolladas en vía pública de los municipios de Sahagún y Chinú, en donde se dio con la captura de varias personas conocidas como “care mapa”, “kael” y “Noelia o el pelo rojo”, los antes relacionados, eran requeridos por el Juzgado segundo penal municipal ambulante con funciones de control de garantías de Montería, por el delito de extorsión agravada.

De la misma forma se le imputó cargos por el delito en mención en el establecimiento penitenciario Las Mercedes de Montería, a otro integrante de esta organización criminal, conocido con el apodo de “César”.

Con estas capturas se logra afectar al Grupo Armado Organizado clan del golfo,  subestructura “Juan de Dios Úsuga”  que delinquen   en el Departamento de Córdoba, donde venían realizando el cobro de cuotas extorsivas al sector comercio y ganadero de la región,  la rentabilidad  económica producto de la ilegalidad se calculaba por un valor mensual de 50 millones de pesos aproximadamente, dinero que era repartido entre los jefes de finanzas de la organización ilegal, quienes además estarían vinculados con investigaciones de los homicidios selectivos en la región para presionar pago de extorsiones.

En los procedimientos de capturas se logró la inmovilización de una motocicleta la cual era utilizada por el accionar delincuencial como cobro de extorsiones, homicidios e intimidación de las víctimas, de igual forma se logró la incautación de dos celulares de diferentes marcas los cuales eran utilizados para cobrar las extorsiones por los observadores criminales o llamados campaneros para comunicarse entre sí e informar los desplazamientos de la fuerza pública.